¿Cómo tratar con residentes difíciles?
Todos conocemos a alguien que llega último a la asamblea y es el que más se opone a las decisiones, o a alguien que pide que el administrador no sólo cumpla sus tareas sino que también funcione de psicólogo, de sociólogo y hasta de niñero de sus hijos. Este tipo de situaciones siempre se vieron en la Propiedad Horizontal, pero se agudizaron particularmente con la pandemia.

¿Administras copropiedades?

Suma calidad de servicio sin afectar al presupuesto

Por eso, después de más de 20 años de experiencia en la Propiedad Horizontal, Laura Salamanca, cofundadora Corporación Responder, compartió esta charla sobre ¿Cómo ganarse a los residentes difíciles?

Tal como explicó la speaker, Colombia es un país pionero en la reglamentación de la Propiedad Horizontal. La Ley 675 establece una serie de obligaciones, deberes y prohibiciones. Y si bien el marco normativo es conocido, no siempre se interpreta de la misma forma. Por eso, para hablar de convivencia no es suficiente con apelar a lo legal.

Para ello, la señora Salamanca propuso tener en cuenta 5 factores psicosociales que influyen en la contravención de normas en Propiedad Horizontal. Estos son:

  1. El principio del placer. Este principio  implica, lo que informalmente decimos, hacer lo que nos viene en gana. Traduciéndolo a la convivencia en un conjunto, siempre encontramos un vecino que mide hasta dónde puede llegar. Por ejemplo, poniendo música fuerte o haciendo reuniones ruidosas cada semana. En este sentido, si desde la cultura de la Propiedad Horizontal no se genera ni se promueven los límites, el principio del placer puede prevalecer fuera de las buenas costumbres.
  1. El principio de la realidad. Dentro de la Propiedad Horizontal hay vecinos que entienden que, como es su hogar, pueden comportarse con las reglas del ámbito privado. Sin embargo, hay reglas sociales y legales que establecen límites. Entre ellos la mencionada Ley 675, el código de policías, etc.
  1. Carácter social. Este principio se compone de las raíces sociales, la estructura con los otros y la personalidad. Aquí es donde encontramos que muchas personas que son difíciles dentro de la Propiedad Horizontal que nunca aprendieron a respetar desde sus hogares el principio de autoridad. Es por eso, que las normas de convivencia le son difíciles de asimilar
  1. Socialización. Este principio se refiere a cómo yo me relaciono con otros. Esto se forma desde los primeros años de vida. En caso de no hacerse correctamente, va a incidir negativamente en cómo me relaciono por el resto de mi vida.
  1. Control social: lamentablemente este principio no está muy difundido en Colombia. En general, se espera que el administrador o administradora solucione todos los problemas con los vecinos molestos. Sin embargo, podría mejorar muchísimo si hubiera más control social desde la copropiedad incluso si empezáramos a respetar tan solo las zonas comunes y exigirles a los demás que también lo hagan.

De acuerdo con la speaker, estos principios se ven traducidos en una serie de comportamientos que afectan a la convivencia. Entre ellos podemos encontrar construcciones no permitidas, ropa tendida en zonas comunes, graffitis en las fachadas, mal manejo de basura, etc. Para poder atacar estos comportamientos, es necesario tener una serie de lineamientos básicos como la participación y organización comunitaria, desarrollo sostenible, hacer todo un modelo de desarrollo social, gerencia social y construcción de capital social dentro de nuestras copropiedades.

La clave: la comunicación con los residentes

En base a esto, la especialista Laura Salamanca, aseguró que el éxito depende de las destrezas para relacionarnos con los demás y de la habilidad para trabajar bien con la gente.

Una experiencia compartida por los administradores de copropiedades es que seguramente de pequeños no soñaban con serlo. Sin embargo, con el transcurso del tiempo se enamoraron de la profesión. En gran parte, ese cariño se ha forjado porque siendo administradores pueden ayudar a muchas personas. Y es que la mayoría de los administradores (casi el 95% de los evaluados por la señora Salamanca)  tienen el temperamento más altruista de los 4 temperamentos. Este temperamento se caracteriza por tener buenas habilidades comunicativas y de relacionamiento. Ahora bien, esta habilidad que innatamente tienen, debe complementarse con la habilidad de iniciar relaciones con la gente correcta y fortalecer esas relaciones con destrezas relacionales.

Síguenos en las redes de properix para saber cuándo se publica la segunda parte de la charla y conocer ¿Cómo fortalecer esas relaciones?

La tecnología como aliada de la comunicación

Para procurar una buena convivencia dentro de las comunidades, es imprescindible tener una buena comunicación. Y si bien la mayoría de los administradores es una de las tareas en las que se destacan, llegar a todos los copropietarios puede resultar una tarea que lleva mucho tiempo.

Por eso, la tecnología para gestionar la Propiedad Horizontal debe incluir la comunicación. Tareas tan importantes como llevar al día los PQRS y tenerlos centralizados o gestionar las reservas de zonas comunes deben ser simples y rápidas de realizar.

Con Properix esto se resuelve. Al brindar una app para copropietarios permite obtener contactos más efectivos y optimizados. Además permite compartir la cuenta de cobro de forma masiva, centralizar los PQRS y hacerle seguimiento, ahorrar tiempo programando notificaciones, facilitar la reserva de zonas comunes ¡Y más!
Si estás interesado en Properix, puedes escribirnos por WhatsApp al (+57) 3153513776 para comunicarse con un asesor comercial y comenzar su experiencia en menos de 24hs ¡Te esperamos!

Properix

7 diciembre, 2022
Categorias: Sin categoría
Etiquetas:

Comparta la cuenta de cobro en un clic. Digitaliza tu administración con Properix.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Properix
Hola, ¿Te podemos ayudar?